domingo, 27 de mayo de 2012

Mi Doctrina..Adolf Hitler..

          SIEG HEIL!!!
¡¡¡SIEG HEIL!!!
Muero con el corazón contento conociendo los inconmensurables hechos y hazañas de nuestros soldados en el frente, de nuestras mujeres en la patria, las hazañas de nuestros campesinos y trabajadores y la contribución, única en la historia, de la juventud que lleva mi nombre. Expreso a todos ellos mis gracias, que nacen desde el fondo de mi corazón, agradecimiento que es tan claro como mi deseo de que no abandonen la lucha por ningún motivo, sino que la prosigan dondequiera que hayan enemigos de la patria, fieles a los principios de la gran causa en la que, desde el sacrificio de nuestros soldados y de mi camaradería con ellos hasta la muerte misma, ha quedado sembrada la semilla que fructificará algún día en la Historia de Alemania para el glorioso renacimiento del movimiento nacional-socialista y con ello para el establecimiento de una nación verdaderamente unida. " ADOLF HITLER.
“Estan aquellos que dicen: yo creo, y los que dicen: yo lucho" Adolf Hitler..

"Un día se repetirán con orgullo los nombres sagrados de nuestros muertos. Nuestro pueblo, al escuchar esa historia de gloria, sentirá hervir su sangre y reconocerá a sus hijos."
León DegrelleLeon Degrell 
“En el futuro tú no debes tener más que un solo deber: hacerte digno del gran sacrificio que nosotros, con inquebrantable resolución, nos disponemos a cumplir aquí. No te dejes arrastrar por el desorden tumultuoso que desde ahora reinará en el mundo entero; las mentiras caerán un día por su propio peso y la verdad     triunfará de nuevo”..Joseph Goebbles..  Joseph Goebbels

Alfred Rosenberg


Alfred Rosenberg
Desde su juventud defendió la pureza de la raza, líder del grupo de teóricos que defendían las premisas nacionalsocialistas. Sus teorías quedaron expuestas en su libro El Mito del Siglo XX de 1930 y en 1933 fue ascendido a Jefe del Servicio de Asuntos Extranjeros de Partido.   Creo que es importante entender algo como ha sido la evolución que llevó al fascismo y al Nacional Socialismo, para comprender cual ha sido el entroncamiento de nuestra alternativa respecto a eso que llamamos Socialismo.
Ante todo hay que entender que el fascismo como esencia alternativa no nace en los años 30, sino mucho antes. En realidad toda una serie de pensadores y revolucionarios nacidos a finales del siglo XIX son la base del fascismo en todos los paises europeos. En todos estos paises nacen 3 corrientes distintas que tienen grandes diferencias pese a que todas tuvieron su participación en eso que llamamos genericamente fascismo:
1- Los sindicalismos y obreristas, movimiento mayoritario, y que se basa ante todo en un rechazo absoluto al capitalismo, a la brutal explotación que sufrían en esos años las masas obreras y campesina, sin seguridad social, sin ayudas en el paro, sin apoyo alguno estatal, bajo la brutal bota de unas democracias burguesas, crueles y despiadadas.
Podemos poner a Sorel como uno de los paradigmas de esta tendencia, claramente imbricada con el sindicalismo en general, con relaciones con grupos anarquistas e incluso bolcheviques. Lo que marcaba la diferencia respecto al marxismo era la radical oposición de estos luchadores con las teorías de Marx sobre materialismo y cientifismo socialista. Eran gentes vitalistas, nietszchesianos, violentos si se quiere pero siempre espirituales, con un fuerte sentido ético y estético. Paretto decía "Rechazamos los discursos humanistas por vacíos".

2- Los Nacionalistas puros, básicamente anticomunistas, que unen un ësentido socialí a su patriotismo, muy influidos por la religión y los militares,
Se oponen totalmente al Capitalismo usurario, masónico y propagador de ideas antitradicionales, además de explotadores, quieren un arreglo de la situación social, pero apoyan la propiedad ínacionalí, la monarquía en muchos casos, y los valores militares más que los obreristas.
La mayoría de ellos son ante todo anticomunistas, sienten un profundo asco por el comunismo. Estos grupos nacen más tarde y por ello ya han visto un comunismo brutal y salvaje, y han visto las masacres de sacerdotes, quemas de iglesias, y matanzas de campesinos del comunismo en Rusia, Ukrania, etc.. Jose Antonio es un ejemplo de esta tendencia, hijo de un dictador pero a la vez convertido a la doctrina social de la Iglesia, y poco a poco atraido por el fascismo italiano y su sindicalismo, además de influenciado por obreristas como Ramiro y las Jons.
3- El sentido Volk, algo absolutamente nuevo y difícil de entroncar, que nace en Alemania y sólo en Codreanu se puede encontrar algo similar.
Es poco conocido, fuera de asimilarse al Nacional Socialismo, pero quizás por ello es muy poco conocido en su esencia.
Hitler no parte de un estrato sindicalista, siempre se opuso al sindicalismo. Hitler no se inspiró jamás en pensadores como Sorel, no, su socialismo es POPULAR, se basa en un amor sin límites a la gente, al pueblo, a las familias y los concejos o asambleas tradicionales, sin distinción de clases. Y si debía elegir su clase eran los campesinos, la gente sencilla y normal de los pueblos. Nunca promulgó la violencia de huelgas ni bombas, nunca se metió en guerra de clases ni en sentimientos de nacionalismo militarista o monárquico, añoranzas del colonialismo o estatalismo. No, el Volk era un sentido de Pueblo enraizado en su raza y su tradición, y enfrentado a todo materialismo y a todo capitalismo, pero no sólo al capitalismo, también al Dinero en general. Más que anticapitalismo era fundamentalmente antimaterialista, y por ello anticapitalista. Por ello el Nacional Socialismo no significa nacionalismo más socialismo, sino un sentimiento NUEVO, distinto a ambos, Popular, enraizado en la Tierra, la Sangre y el Pueblo
Se ha acusado al Volks de ser ëidealistaí, y en parte es cierto, es un sentimiento no basado en ideas o leyes económicas ni en soluciones preconcebidas (como las cooperativas o el sindicalismo que eran el centro de Falange o del Fascio). No, para el Volk no importaba si las soluciones eran unas u otras, lo importante era el resultado para la gente, para el ideal de Pueblo sano y alegre, belleza y justicia.
Todos sabemos que Hitler tuvo que enfrentarse a Strasser y un intento de golpe de estado de los ësocialistas-nacionalesí alemanes. Strasser quería destruir lo anterior e imponer un cambio radical y sangriento. Hitler no quería sangre ni violencia, sino soluciones populares. No quería someter al pueblo a traumas sino asumir la vida campesina y tranquila de un pueblo feliz en su socialismo humano.
Codreanu tuvo una lucha similar, no se influyó en los sindicalismos ni en la lucha de clases sino en el campesinado rumano, cristiano, sencillo y popular.
Si hay algo similar en España está en Onésimo Redondo y su Castilla de los campesinos, sin duda el centro Volk más importante en España. Quizás por ello Onésimo es sin duda el más nacionalsocialista de los españoles.
En la postguerra casi no se han encontrado grupos con esta idea en su esencia. La mayoría de los grupos Nacional Revolucionarios volvieron a las tendencias ëobreristasí, que eran más fáciles de seguir y menos problemáticas de aplicar y defender en el ambiente de postguerra.
Recordemos siempre que nuestro Socialismo es ante todo para el Pueblo, no para el odio. Hemos de acabar con los usureros, la finanza, pero no para ir a una lucha brutal sino para lograr un Estado Popular, enraizado en su tradición, su ética sencilla... renovar todo ese estilo que el capitalismo ha hecho olvidar.
El pensamiento Tradicional, con mayúscula, ha sido siempre especialmente rico en ideas y pobre en hechos, de forma que es más fácil encontrar textos que ejemplos, así que tuvieron tiempo de 'pensar' sobre el Nacionalsocialismo, pero no de hacer lo que hizo el nacionalsocialismo.
Durante más de 50 números Mundo NS no ha hablado casi de la Tradición, y creo que es preciso hacerlo aunque sea por una vez. Pero es que además la Tradición puede ir tomando mayor importancia debido a la situación de pesimismo y decepción total que planea entre los NR, pues, como veremos, la Tradición es una base magnífica para un individualismo pesimista, que se recluye en sí, que busca la Verdad y la Salvación fuera de la realidad, justificando de alguna forma todo fracaso y toda ruina del mundo exterior.
Por ello en los tiempos malos, cuando el mundo es más difícil para la gente de sentimientos nobles, en esos momentos es cuando más resurgen los místicos, los anacoretas, las tradiciones esotéricas o monásticas y ,en fin, las bases de una Fé en el Eterno Retorno ordenado divinamente, la Esperanza en que un dios nos dé un nuevo amanecer tras larga noche.
De esa forma es muy tentador intentar basar un pensamiento anti-Sistema, una alternativa 'religiosa' al Sistema, que de alguna forma nos arme de una 'seguridad' total de victoria final, de Razón sin necesidad de demostración, por venir de un dios.
LA VERDAD COMO FONDO DEL PROBLEMA
En realidad el problema de fondo es como basar la Verdad, donde buscarla. La Tradición es simplemente cortar este nudo gordiano mediante la espada de dios. La Verdad no es pues algo que se necesita buscar sino que existe en si misma como 'voluntad de dios'
La simplificación es enorme y permite obviar toda prueba, demostración, evitar toda crítica y asumir una postura de 'poseedor seguro de la única y total Verdad'.
Para el Nacionalsocialismo la Realidad Natural nos marca la necesidad de ajustar las verdades a los resultados. O sea: la ciencia nos indica que las verdades son aquellas bases que se ajustan a la realidad, cumplen con las pruebas de ensayo y error. Si una verdad no se ajusta a la realidad y su aplicación trae el desastre social, esa verdad debe ponerse en seria duda. El NS no asume utopías ni Ideas, sino realidades en un camino hacia un hombre y una sociedad mejor    .LA MISTICA EN LAS PERSONAS SUPERIORES
Pero seguiríamos siendo injustos si creyeramos que los pensadores de la Tradición son pues espejo de multitudes. Nada más lejano a ello.
Si las religiones son una respuesta a necesidades psicológicas de las masas, la mística y el ascetismo religioso es un producto para élites.
Las religiones son usadas por las masas en su faceta utilista, como `pomada suavizante' de sus dudas y problemas, sin llegar a más. Las multitudes no saben nada de dios, sólo lo 'usan' como curandero de sus problemas y angustias.
Pero existe una casta de personas superiores, de mentalidad más fina y de personalidad exquisita, que se han sentido siempre atraidos por las facetas sublimes de la religión: por la mística, el esoterismo o la contemplación.
Los que conocemos a los mejores pensadores de la Tradición sabemos que son o eran personas excelentes, de gran calidad humana y de delicados sentimientos. Nada más lejos de la chusma y la vulgaridad que el hombre de la Tradición.
   LAS VISIONES UTOPISTAS DEL TRABAJO
La mayoría de los pensadores de la Tradición no tienen o no tuvieron familia. No tienen ni idea de lo que es mantener unos hijos, deben creerse que trabajar es como un placer que tenemos todos para realizarnos. Se parecen algo a esas feministas que defienden acaloradamente el maravilloso derecho y placer de las mujeres a trabajar tanto o más que el hombre. Siempre me he preguntado si esas mujeres han hablado con las obreras de las fábricas o las madres que deben dejar a sus hijos para poder ir a disfrutar durante 8 horas de limpiar campos o acarrear cajas.
Unamuno decía que cuando predicaba la negación de dios siempre se sorprendía de que la gente aplaudirse... dios no existe, esto es un hecho, pero desde luego no es una alegría. Pues lo mismo, la mujer tiene derecho a trabajar, claro está, pero eso no es ninguna alegría.
El trabajo, ni ahora ni en la Edad Media ni nunca, ha sido un placer maravilloso que nos realiza. El trabajo es una necesidad natural para sobrevivir. Hay aveces que se logra que el trabajo sea realizador pero para miles de personas es un fastidio diario.
Por supuesto el mundo moderno ha logrado que aun sea más lamentable el trabajo, pero no hemos de creernos que los trabajos de los campesinos mediavales fuesen una delicia.    CUANDO SE ROZA LA LOCURA
Si nos dedicamos al estudio intelectual, sabiendo que es eso, y como ejercicio cuasi científico, los estudios Tradicionales sobre simbología y los análisis comparados de las tradiciones antiguas de los pueblos, es sin duda uno de los temas que más me han interesado del pensamiento Tradicional. Realmente el estudio de las simbologías en las culturas humanas es un tema extraordinario, fantástico y que apasiona.
Es más, sin duda ha sido una aportación científica de primera categoría de los pensadores tradicionales ese análisis de simbología, de tradiciones religiosas, de culturas paralelas.
Desgraciadamente entre el trigo nace la cizaña. En medio de los trabajos serios de culturas comparadas, nos aparecen las ideas míticas que se quieren llevar a la realidad.
El Mito es rico en su simbología, en lo que esboza de mentalidad y de inconsciencia colectiva... pero si se quiere llevar el Mito a la Realidad, entonces se roza la locura.  EL NACIONALSOCIALISMO: UNA REVOLUCION NATURAL Y RACIONAL
Criticar es fácil, construir no tanto. No podemos pues por menos que demostrar donde está la revolución NS tras haber dejado (quizás un tanto cínicamente) en su sitio nuestra visión de la Tradición.
El NS es una doctrina de la naturalidad, no defiende postulados utópicos ni Verdades nebulósicas. Lo que es cierto y natural es NS, así de sencillo. La Verdad en el NS se debe probar, es una verdad bajo prueba de su realidad y su funcionamiento. La Verdad en el NS se somete al carácter científico. El NS apoya el arte y el espíritu pero no como un ente infinitamente alejado, sino como una actividad del pueblo, de la gente, como una realidad social.
La Historia no está escrita, se debe ganar, no hay dioses que garanticen la victoria ni razas predestinadas a ganar, todo debe ganarse con esfuerzo. No hay ciclos ni finales felices, hay que luchar para salir de la miseria actual, y habrá que luchar para mantenerse en un buen estado. Si se hace mal se pierde, sin más, sin ciclos cósmicos ni edades de cartón piedra.
El hombre es un ser complejo, en el que se mezclan indisolublemente elementos materiales y sentimentales, conocimientos y una espiritualidad natural... todo mezclado formando el ser complejo que es el hombre. La Naturaleza influye en todo, en lo que pensamos y sentimos, en lo elevado y lo bajo, en defecar o en pintar un cuadro, todo es una actividad humana.

LA LUCHA EN EL MUNDO MODERNO
Hemos de luchar para cambiar el Sistema, no hay dioses que nos aseguren su caida, ni ciclos que salven a nuestra raza, hay solo una lucha a muerte por la supervivencia.
La mayoría de pensadores de la Tradición en España vienen de antiguos mandos de Cedade, de nacionalsocialistas convencidos, que tras la derrota mayúscula de nuestra lucha activista se han recluido en la Tradición.
El militantismo es una forma dolorosa y aveces ruin de luchar. Es muy duro militar, perder tiempo y medios en pequeñas organizaciones que no van a ningún sitio, y que a la postre se arruinan y nos arruinan la vida. Ante ello es muy tentador asumir una vía yoista, aislacionista y espiritista, buscando pues 'la salvación personal' en una 'lucha personal' en la que la victoria ya no depende del exterior sino de uno mismo.
Comprendo perfectamente la psicología que lleva a la Tradición, porque todos los militantes NS hemos tenido enormes tentaciones del yoismo interiorista.
Pero para el NS el yoismo no tiene valor, es la raza y el pueblo lo que vale. Es el futuro de nuevas generaciones de nuestra gente lo que hay que salvar, no MI persona o MI salvación eterna. No luchamos para salvarnos sino para lograr un futuro al pueblo.
La Tradición es una admirable forma de misticismo personalista, que eleva al que la practica, a costa de arruinar las pocas posibilidades de las generaciones de arios del futuro.... o quizás podríamos decir, un tanto en cachondeo, que sólo asegura su futuro en el siguiente ciclo cósmico!.
CONCLUSIONES
Mundo NS no se siente en posesión de verdades indiscutibles, y por tanto asume el riesgo de equivocarse.
En realidad si la Tradición se mostrase un día como un camino real para sacar al pueblo de su estado actual, yo sería el primero en apuntarme... mi pueblo bien vale una Misa.

MEIN KAMPF..historia de un libro..

                  El periodista Antoine Vitkine ha escrito un libro sobre la historia de Mein Kampf. Al poco tiempo de leerlo te das cuenta que el autor lo ha escrito con muy poco respeto. Llama a Hitler "joven chivato al servicio del ejército", en lugar de llamarle lo correcto, que sería "informador" o si se quiere, "espía". Así pues, el libro comienza con malos augurios. Con todo, el autor nos ofrece reflexiones interesantes:

- En verdad que hoy es imposible leer Mein Kampf sin tener presente que el proyecto que contiene fue realizado casi en totalidad, sin pensar en los crímenes cometidos por su autor. Pero ésta no es la situación de un contemporáneo que abre Mein Kampf en 1925. Éste tiene ante los ojos un libro político y un testimonio de una actualidad al rojo vivo.

No obstante, Vitkine arranca su obra con unos complejos muy manidos sobre Hitler. Son los de siempre:

- Todo proceso de escritura tiene origen en conocimientos y razonamientos, pero también, conscientemente o no, en una psique. A este respecto, la psique del escritor Hitler es extremadamente atormentada. 

Es decir, Vikine ha escrito un libro con las mismas premisas de siempre: que Hitler tuvo una mente atormentada y enferma. Piensa que Hitler fue un hombre frustrado y con dificultades, un hombre lleno de odio "poseído por una manía persecutoria".  Yo difiero bastante de esas apreciaciones. Es evidente que Hitler se sintió frustrado y lleno de odio cuando acabo la I Guerra Mundial. Y yo apunto: ¡como todos los alemanes de la época! Hitler fue un producto de su época, por supuesto, pero sus proyectos van mucho más allá de eso. Él tuvo siempre un proyecto de futuro. Su "obra", si se me permite la expresión, no es solo contemporánea. Él pensaba siempre en el futuro. Este aspecto lo omiten siempre sus biógrafos y escritores puntuales. No obstante, el autor se da cuenta también de eso:

-  Mein Kampf es en gran parte el reflejo -y el producto- de su época.

Sin embargo, nos regala frases tan facilonas y manidas como siempre:

- Mein Kampf, por tanto, no es únicamente el libro del Tercer Reich, sino un breviario del odio, surgido del lado oscuro de Occidente.

Una curiosidad del Mein Kampf: a partir de 1933, el libro se publicó en una edición en braille, de seis volúmenes. El libro se puede consultar en la biblioteca universitaria de Múnich.

Se calcula que al final de la guerra se habrían distribuido un total de 12.450.000 ejemplares del Mein Kampf.

Otro error, a mi modo de ver garrafal y malintencionado, es incluir citas en el libro de Hermann Rauschning.  Como ha quedado bien claro las declaraciones de Rauschning fueron inventadas. Que a estas alturas se sigan utilizando las citas de Rauschning me parece, como poco, deshonesto. Basta investigar más bien poco para saber que Rauschning fue un farsante: http://en.wikipedia.org/wiki/Hermann_Rauschning. Incluso se atreve a poner frases de Rauschning en el libro, como esa frase falsamente atribuida a Hitler: "yo sí quiero la guerra y todos los medios para llegar a ella serán válidos". La frase salió de la boca de Rauschning, no de Hitler. No contento con eso, Vitkine sigue poniendo citas de Rauschning a lo largo de todo el libro. No solo eso, Vitkine tiene la desfachatez de mencionar, más adelante: "aun cuando los historiadores cuestionen hoy la exactitud de estas conversaciones, merece la pena citar la introducción redactada por Rauschning". Vamos, que menos vergüenza no se puede tener.

El libro tiene también muchas contradicciones. Por ejemplo, tan pronto dice que Hitler se opuso a la publicaciones de extractos de Mein Kampf como, varias páginas después, decir que se editaron libros con fragmentos para escolares. También menciona la publicación de libros basados en Mein Kampf, como "Madre, háblanos de Adolf Hitler" de Johanna Haarer. Dice el autor que al final Hilter acabó prohibiendo los extractos de su libro. No he podido comprobar esa información. Desconocemos si fue por una cuestión política o editorial.

Vitkine parece justificar a Stalin cuando afirma que pactó con Hitler "con el fin de liberarse de la presión nazi." Pero ¿quién puede creerse semejante afirmación?

También afirma que "El Tercer Reich puede jactarse de haber cumplido prácticamente todo lo que su Führer había preconizado en Mein Kampf: un estado racista y totalitario, el alistamiento de la juventud, leyes raciales, medidas de eutanasia -aunque con éxito moderado-, el Anschluss, la expansión territorial, el ataque a Francia, la guerra total y cruel al Este o incluso el exterminio de las razas inferiores, judía y gitana." Y afirma que Hitler no se desvió "de la línea constituida por sus ideas de juventud, las de Landsberg, de veinte años atrás." Sin embargo no pone ejemplos. En todo caso, ya se ha discutido mucho sobre la política hitleriana de los años 30. Por supuesto el ideario de Hitler estaba presente siempre, pero la política se basa siempre en acontecimientos presentes e inevitables, algo a lo que Hitler tampoco pudo escapar.

El autor hace responsable a Hitler de los veinte millones de muertos soviéticos.

El tema principal del libro, a parte de contar con poca fortuna la historia de Mein Kampf, es intentar culpar a la población alemana de lo ocurrido en la guerra, ya que casi todos los alemanes leyeron el libro.

Después hace un repaso sobre las ventas del libro en la actualidad. Por ejemplo, dice que muchos alemanes compran Mein Kampf en una librería alemana de Ibiza (España).

También hace alusión el autor a la polémica sobre legalizar el libro. Ya comenté hace un tiempo que existe el proyecto de editar Mein Kampf con comentarios. Es decir, se tratará de que la gente no se haga una idea por si misma de lo que leeSobre la prohibición de tener el libro, el autor aclara que los libros editados antes de 1945 son perfectamente legales, ya que se compraron de manera legal. De forma que se puede tener en casa un Mein Kampf original de la época (considerablemente más caros, por cierto) pero no las ediciones posteriores que circulan por Internet.

El libro termina con una invitación al debate sobre la legalización del Mein Kampf en Alemania y en otros países. Y se hace eco de las, cada vez más voces, que opinan:

- "Nuestras víctimas han sufrido, pero nosotros también hemos sufrido". Según Vitkine, cada vez más alemanes opinan así.Ciertamente sobre Hitler y el nazismo apenas se da tregua  a la población. Siempre está en boca de todos: políticos, prensa, televisión, escándalos mediáticos... No hay personaje histórico con más presencia que Hitler.

 Se describe en el libro el asunto de Eva Hermann en 2007, famosa presentadora de televisión que dijo "No todo ha sido negativo en el nazismo" y que fue despedida por ese motivo.

Queda poco tiempo para que en el año 2015 el libro se pueda editar sin que el estado de Baviera pueda reclamar, ya que a los 70 años los libros se pueden publicar directamente. No sabemos lo que decidirá el estado de Baviera si permitir su publicación (comentada, a buen seguro) o continuar con la prohibición creando alguna nueva ley ex profeso.

Sin embargo Mein Kampf es un libro tremendamente popular en todo el mundo. En India es muy popular y apreciado. En Turquía es un bestseller...nada puede frenar la difusión de ese libro. Al final Vitkine saca siete lecciones, siendo la última esta:

- Prohibir Mein Kampf no sirve para nada, es inútil mantenerlo a distancia u ocultarlo en el fondo de los inconscientes colectivos, aun cuando eso fuera posible. Mein Kampf está entre nosotros, y estará entre nosotros todavía por mucho tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario